Desde el Ministerio de Salud de la Provincia y desde el área de Bromatología y Medio Ambiente de la municipalidad, se informa que se ha encontrado un alimento sospechoso que puede causar la intoxicación y que sería una conserva de porotos marca “La Rocka”, elaborada por un establecimiento de Mina Clavero, que no contaba con la debida habilitación. Se pide a la población no consumir productos de esta línea y, en caso de detectar alguno en comercialización, remitirlo a su municipio para las acciones de control pertinentes. El Ministerio de Salud de la provincia de Córdoba, por medio del Área de Epidemiología, informa sobre la notificación de tres casos de botulismo alimentario ocurridos en la localidad de Federación, provincia de Entre Ríos, con antecedentes de consumo de conserva de porotos marca “La Rocka”, elaborada en la localidad de Mina Clavero de esta Provincia. Por tal motivo, se solicita a la población no consumir productos de dicha marca y, en caso de detectar la comercialización de estos alimentos, remitirlo de inmediato a su municipio para su correcta eliminación.

Ante esta situación, el Ministerio de Salud se comunicó inmediatamente con laSecretaría de Alimentos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentos de la provincia de Córdoba, organismo que, luego de constatar que el producto no presentaba habilitación municipal ni provincial, ni contaba con registro alguno, estableció su decomiso y la prohibición de comercialización en todo el territorio provincial.

 

El botulismo alimentario

Es una intoxicación grave, causada por la ingesta de potentes toxinas preformadas, que son producidas por la bacteria Clostridium botulinum y que se encuentran en algunos alimentos contaminados.

La proliferación de la bacteria y la formación de toxina suele ocurrir en los alimentos de preparación casera mal procesados, enlatados o embotellados, poco ácidos, así como en productos pasteurizados y apenas curados que se dejan sin refrigeración, sobre todo dentro de envolturas herméticas.

 

Los alimentos de mayor riesgo suelen ser:

·        Conservas caseras o realizadas en establecimientos sin habilitación: escabeches, frutas y verduras.

·        Productos con un bajo contenido de oxígeno y la combinación adecuada de temperatura de almacenamiento y conservadores insuficientes: pescados o carnes fermentadas, saladas o ahumadas

·        Enlatados u otras conservas almacenados luego de manera inadecuada en el hogar: choclos, arvejas, pimientos, berenjenas.

 

En cuanto a la acción de la neurotoxina botulínica, cabe destacar que tiene como consecuencia la parálisis fláccida, y los signos iniciales son: fatiga intensa, debilidad y vértigo, por lo general seguidos de visión borrosa, sequedad en la boca y dificultad para deglutir y para hablar. También pueden observarse otros síntomas como vómitos, diarrea, estreñimiento y distensión abdominal.

 

La parálisis de los músculos respiratorios puede interrumpir la respiración y causar la muerte, aunque la mayoría de los pacientes suele recuperarse con diagnóstico temprano y tratamiento inmediato –entre otras cosas la administración de antitoxina y asistencia respiratoria.