Con un domingo desbordado de gente, el salón del Club Huracan fue el recinto para un almuerzo espectacular en todo sentido, buena comida, con los tradicionales fiambres caseros y la más famosa de las mayonesas caseras, hasta el pollito bien asadito y un postre helado, bien regado con buen vino y gaseosas, fue el comienzo de una fiesta que se quedó sin tarjetas el día sábado. No había empezado todavía el almuerzo cuando comenzó a funcionar «La Maquina» de hacer bailar, «LOS BOHEMIOS», que como ya se sabe cuenta con cientos de seguidores que hacen muchos kilometros para bailar con ellos, después de calentar maquina todos a comer, luego siguió la fiesta hasta la noche, felicitaciones a las damas y caballeros que integran la comisión, porque le pusieron el alma y la vida para que nuevamente nos quedáramos con ganas que llegue de nuevo el año que viene.-