Con mucho entusiasmo y vocación de servicio, la sub comisión de bochas del tradicional club bochófilo de Barrio San Martín, este domingo volvió a ponerle humito al patio de la institución, muchos son los que trabajaron y muchos los que compraron. Cabe destacar que mucha gente colaboró, pero no se fue con las manos vacias, se llevaron un rico pollo bien asado para compartir con su familia. Este club está trabajando muy fuerte con miras a mejorar sus instalaciones, inclusive según algunas versiones bastantes fuertes la intención sería a corto plazo hacer la cancha sintética que le falta, ya que una de ellas fue construida hace unos años atrás.