La piel es el órgano más grande del cuerpo, nos protege del calor, la luz solar, las lesiones y las infecciones. También ayuda a controlar la temperatura del cuerpo y almacena agua, grasa y vitamina D.
🛑El cáncer de piel se presenta en cualquier lugar del cuerpo, pero es más común en las áreas expuestas a la luz solar como la cara, el cuello, las manos y los brazos. A pesar de que los tipos de cáncer de piel tienen orígenes biológicos, tratamientos y pronósticos diferentes, comparten un factor de riesgo común para su desarrollo: la radiación ultravioleta (UV) (ya sea natural procedente de la luz solar o artificial de las cabinas de bronceado.
✍️Te compartimos algunos tips preventivos
Limitar el tiempo de exposición: no tomar sol entre las 12 y 16 hs.
No permanecer bajo el sol largos períodos de tiempo.
Aplicar abundante y frecuentemente cremas con filtro solar de alto factor de protección.
Evitar quemaduras solares.
Usar lentes de sol, sombreros, sombrillas y ropa para protegerse del sol.
Beber agua con frecuencia para hidratar la piel.
Evitar las cabinas de rayos UVA.
Mantener a los bebes y pequeños en la sombra.
Acudir al dermatólogo ante cualquier signo de alerta.