Durante la jornada de este martes el jurado evaluador de los trabajos del Concurso Nacional de Poesía y Narrativa “Renglones por la Paz” llego a su veredicto. El 1º premio para Narrativa categoría mayores fue para Federico Luis Baggini de Buenos Aires, en tanto que en la categoría juveniles el premiado fue Nicolás Maurokefalidis de Resistencia Chaco. En lo que respecta a Poesía el 1º premio fue para Natalia Ferrero de Oncativo dentro de la categoría mayores y Luz Milagros Cofanelli de Colonia Almada fue la ganadora en la categoría juveniles. Se prevé que los ganadores puedan recibir su premio el venidero 24 de mayo y para el Encuentro Nacional a desarrollarse en octubre Rally Barrionuevo pondrá la música a la poesía ganadora de la categoría juveniles y Víctor Heredia hará lo propio en la categoría mayores.

PREMIOS CONCURSO NACIONAL DE POESIA Y NARRATIVA “RENGLONES PORLA PAZ”

NARRATIVA MAYORES

1º PREMIO

Federico Luis Baggini

Seudónimo: Feba

Titulo: “Silencio por  favor”

Ciudad: Buenos Aires

 

NARRATIVA JUVENIL

1º PREMIO

Nicolás Maurokefalidis

Seudónimo: A. Colins

Titulo: “El ciervo”

Ciudad: Resistencia Chaco

 

2º PREMIO

Miqueas Nahum Primo

Seudónimo:  Maicol

Titulo: “Un árbol de hojas de pajaritos”

Ciudad: Hernando

 

 

POESIA MAYORES

1º PREMIO

Natalia Ferrero

Seudónimo: Carolina

Titulo: “Gritar por la paz”

Ciudad: Oncativo

 

2º PREMIO

Melani Aramburu

Seudónimo: Lena

Titulo: “La paz”

Ciudad: Hernando

 

 

POESIA JUVENILES

1º PREMIO

Luz Milagros Cofanelli

Seudónimo: Pulgarcito

Titulo: “La paz”

Ciudad: Colonia Almada

 

2º PREMIO

Micaela Collino

Seudónimo: Popys

Titulo: “La Esperade la paloma”

Ciudad: Fotheringham

 

 

Poesía que será musicalizada por Víctor Heredia.
«¡GRITAR LA PAZ!»

Pasados que se sienten tan presentes,
que se intuyen eternos,
que no delatan el paso del tiempo.
Allí están, allí estaban:
nudos de garganta,
nudos de tristeza,
nudo de lágrimas
que se sienten recónditos y vacíos.
Injusticias sin condena,
violencia disfrazada de pacifismo ingenuo.
¿ Cómo nombra las armas, la guerra, la pobreza?
¿Cómo entender a los niños víctimas del abandono?
¿Cómo no pensar en nosotros.
personas apuradas
que creemos manejar el tiempo
disfrazándonos con caras de silencio.
Personas que atravesamos avenidas colmadas,
sorteamos semáforos incandescentes
mientras viajamos convencidos de llegar.
En algún momento pensamos…
Y en esos momentos, nos unimos y podemos gritar.
Gritar con el alma,
gritar con la voz,
gritar en calma,
pero gritar.
Gritar las ausencia, gritar las broncas,
gritar los sacrificios, grita las heridas.
Gritar las lenguas de cemento
que no permiten hablar.
Gritar la palidéz de una injusticia,
nombrar a gritos las almas robadas.
Cortar a pedazos con el grito,
unir los hilos del corazón,
gritar la esperanza empeñada,
gritar el hambre ,el sacrificio y el dolor.
Porque el problema de lo que esperan
es que siempre será tarde, demasiado tarde
para encontrar el momento oportuno para defender la paz.