Con la colaboración de la Policía local desde el Área de Tránsito y Seguridad Ciudadana, se llevó a cabo un nuevo control vehícular en la ciudad, con un total de 4 motos retenidas por no cumplir con los requisitos necesarios para la circulación, además se controlaron vehículos sin registrar faltas.