CONGRESO26/06/08 – “No nos dan los números”, es el mensaje que se escucha entre los altos funcionarios del sector oficialista. Es que unos 30 diputados del Frente para la Victoria y otros 15 de fuerzas aliadas reclaman cambios en el proyecto de las retenciones móviles. El Gobierno, por el momento, insiste en que cuentan con el número suficiente para ratificar el proyecto enviado al Congreso por la Presidente. «No modificar la resolución 125 es hacer gatopardismo. El Congreso está para solucionar el conflicto y no volver a tirárselo a la Presidenta», dijo el diputado Felipe Solá. En tanto, Solá es uno de los impulsores de la disidencia. Su nuevo proyecto alternativo está encaminado a bajar la curva de las retenciones móviles (a valores actuales el arancel para la soja bajaría del 46,5% al 40%), colocando un techo del 45%. En estos momentos, en Diputados, la mesa oficialista que comanda el santafesino Agustín Rossi está en alerta esperando las instrucciones para saber como se llega al resultado. Mientras tanto, el debate de las retenciones móviles aplicadas en marzo sigue estancado en las comisiones de Agricultura y de Presupuesto.