Durante el mediodía de este viernes, en el Salón Blanco, el Intendente se reunió con los vecinos de calle Dorrego. El motivo del encuentro fue dialogar sobre el estado de dicha arteria debido a los daños que sufrió tras la pasada inundación, ya que el agua no desagota como corresponde y se estanca principalmente entre las calles Chile y Soldado Carrascull. La solución sería realizar la obra de cordón cuneta y para ellos los vecinos ofrecieron colaborar con la mano de obra. La venidera semana se concretaría una nueva reunión para evaluar las posibilidades de realización de dicha obra ya que se debe realizar un estudio de los niveles de las calles.