El pasado lunes 18 de marzo el Intendente Municipal mantuvo una reunión con los representantes legales de los institutos “Divino Corazón”, “Pablo A. Pizzurno” y “Santísima Trinidad” en donde le dieron a conocer al mandatario el tema de la Caja Complementaria, que aqueja a los docentes y a los establecimientos educativos. Dicho comunicado expresa lo siguiente: en el año 1997 el sindicato SADOP y el Concejo Católico para la Educación, firmaron un acta donde ambas partes  declararon  que no correspondía que a los docentes privados se les descontara compulsivamente el 4,5% del sueldo para aportar a la Caja Complementaria docente, que gestionan los sindicatos. Este acuerdo esta fundado en la Ley Provincial Nº 8253. A pesar de este compromiso, SADOP ha cambiado su posición e impulsa juicios millonarios contra las escuelas por no retenerles a los docentes este aporte, reclamando aportes retroactivos por 10 años. Promueven también que se les comience a descontar a los docentes en forma compulsiva, lo que elevaría los descuentos previsionales a un confiscatorio  de 22,5%. Sabemos que la adjudicación de este problema necesariamente afectará las finanzas de las escuelas y por ende de las familias. Para tratar esta situación, el pasado viernes 15 de marzo hubo un cambio de actividades en todas las escuelas privadas de la provincia. En dicha jornada los docentes se reunieron, se informaron del tema, debatieron el problema y delinearon propuestas para elevar al Concejo Católico para la Educación, para que de manera conjunta con el resto de las escuelas privada de la provincia de Córdoba se determinen las próximas acciones a seguir.