Desde la Comisaría de Hernando se informa que el pasado viernes se recibe denuncia de un vecino de la ciudad de unos 45 años de edad, quien habría sido damnificado de un estafa realizada telefónicamente, donde un masculino haciéndose pasar por empleado de un banco, le solicitó varias claves y datos bancarios, logrando así, sustraerle las suma de $250.000.
Por este caso se recomienda a la población especial cuidado con los llamados telefónicos que se reciben, que no se brinden datos bancarios por más que se presenten como empleados de cualquier entidad.