El gobernador De la Sota inauguró el distribuidor de acceso al Autódromo Oscar Cabalén en el kilómetro 17.5 de la Autovía Ruta 5 Córdoba ? Alta Gracia, y que lleva el nombre de Héctor “Pirín” Gradassi. La obra, que estuvo a cargo de Caminos de las Sierras y en la que se invirtieron 26 millones de pesos, consistió en la construcción de una intersección a distinto nivel tipo trompeta, que al vincularse con el retorno ejecutado sobre la calzada permite resolver todos los movimientos en el sector. El nuevo puente tiene 53 metros de longitud con dos luces de 32 y 21 metros y un tablero de 8 metros de ancho y viaductos de acceso con muros laterales en unos 160 metros de longitud y ramas de vinculación a la calzada.  Asimismo se contempló la iluminación completa del distribuidor, la adecuación del sistema de drenaje, la ejecución de señalización vertical y demarcación horizontal así como la colocación de defensas vehiculares y la construcción de dársenas y refugios para el transporte público.

Los trabajos constructivos fueron realizados por la empresa Boetto y Buttigliengo SA y la obra de iluminación estuvo a cargo de la contratista Ingenia Grupo Consultor SA.

Homenaje a Héctor “Pirín” Gradassi

“Es muy grato para nosotros inaugurar este puente que lleva el nombre de un grande, al cual Córdoba le debía su homenaje”, dijo el gobernador sobre Héctor Gradassi.

De la Sota expresó que “como amantes de los fierros debo decirles que he valorado a muchos pilotos cordobeses, pero Pirín siempre fue mi ídolo. No solo los cordobeses lo quisimos y lo queremos por sus dotes de pilotos si no fundamentalmente por su manera de ser, por su humildad por su trabajo constante”.

Por último, el mandatario provincial destacó la gran labor deportiva y brindó un reconocimiento a su familia y a las personas del automovilismo: “A su señora, a su familia nuestro reconocimiento permanente. Y a la gente del deporte, de la federación del automovilismo de Córdoba, a la confederación del deporte, al automóvil club que en pocos días más se visten de fiesta por la llegada del TC otra vez al Cabalén nuestro deseo y auspicio para que nuestros fierros sigan siendo un factor de unión de nuestra sociedad”.

A su turno, Ana María Socci de Gradassi agradeció a las autoridades provinciales y deportivas por el reconocimiento: “Un homenaje que hacía muchos años estábamos esperando, porque hace 35 años que si bien dejó de correr, recién ahora se lo ha reconocido. Es una emoción muy grande, un agradecimiento a Jorge Cattaneo de la Confederación del Deporte de Córdoba que tuvo en la idea y por supuesto al señor Gobernador que inmediatamente aceptó y se hizo esto muy rápido a tiempo para que esté presente en la carrera de TC”.