Cerca de las 21.00 horas los Bomberos de Hernando fueron convocados a sofocar un incendio en un local comercial de esa ciudad. El siniestro tuvo lugar en una conocida Pinturería de la firma Pinter (Matheu y Rivadavia) de la familia Rodriguez, algunas lenguas de llamas habría sido vista desde la ruta y rápidamente se llamó a los servidores públicos, quienes en pocos minutos estuvieron en el lugar, esto también evitó mayores consecuencias, ya que en dicho negocio hay muchos productos inflamable. Controlado el fuego se procedió a una tarea de enfriamiento, si bien por la oscuridad no se pudo evaluar los daños, se supone que fue importante, con respecto al motivo que generó este incendio, se desconocía y sí trascendió que hacía pocos minutos que se habían retirado los dueños, se sospechaba de un cortocircuito, pero solo se trata de una hipótesis y seguramente luego de un peritaje se podrá saber que originó este lamentable hecho.