«Diego podría estar vivo», dijo el abogado de la enfermera

Compartir

FUENTE CADENA 3: Rodolfo Baqué, representante de Dahiana Gisela Madrid, testigo en la causa por el fallecimiento del ex futbolista, sostuvo que «el corazón de Maradona falló porque fue sometido a un esfuerzo extra».
Como no es un trabajo esclavo ser médico uno renuncia o lo pone en conocimiento de la justicia, lo que es grave es que no había acompañamiento terapéutico, no había una ambulancia, (Diego) vivía en una casa con un baño químico, no había un desfibrilador, un tubo de oxígeno, las medidas mínimas que cualquiera buscaría para un familiar”, indicó este miércoles Baqué en la sede de la Fiscalía General de San Isidro.

Y añadió: “No se permitió que se tomaran precauciones, se permitió que se eche a los acompañantes terapéuticos, la enfermera no podía tomarle las pulsaciones todos los días, eso es, de mínima una imprudencia o negligencia”.

Al ser consultado sobre los responsables, respondió: “Los médicos tratantes, (Leopoldo) Luque y la psiquiatra (Agustina Cosachov)”.

“Mi representada no podía verlo, si Maradona quería una aspirina en el turno que ella estaba, se lo pedía a los asistentes, iba hasta la puerta (de la habitación) con ellos, quienes ingresaban y se lo daban”, describió.

Y advirtió: “Ella lo único que hizo fue actuar en una situación de emergencia, no había ningún equipo mecánico. Yo hago esta pregunta ¿era difícil tener una ambulancia en la casa por su había una emergencia, era difícil llevarlo a una clínica después de que se cayó, aunque sea en un auto?”.

Comments are closed.