Una propuesta educativa orientada a trabajar la diversidad cultural a través de una investigación y exposición sobre diferentes aspectos de distintos países del mundo. Los alumnos del 1º año estuvieron a cargo de exponer en distintos stands los hábitos y costumbres de cada cultura, teniendo en cuenta las comidas y la vestimenta de cada país representado.