El gobernador Juan Schiaretti presidió hoy la presentación del proyecto para preservar, recuperar y poner en valor la ex Unidad Penitenciaria 1 San Martín. La  iniciativa fue consensuada con los vecinos del sector junto a organismos de derechos humanos y prevé la demolición de un sector, la conservación de aquellos espacios de mayor representatividad de los horrores vividos en los años de la dictadura, como así también la creación de un sitio de la memoria, un parque urbano y la refuncionalización de otros sectores.

Bajo estas consignas, se conservarán los edificios correspondientes a los pabellones 6, 8, 13 y 14, donde se construirá un centro de interpretación de la historia de la penitenciaría en la zona de ingreso a los mismos. En este sentido, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Luis Angulo, se refirió a la significación de estos sectores y dijo que “no podemos olvidar que de los pabellones 6 y 8 sacaron a la mayor cantidad de presos varones, dirigentes y militantes políticos, sociales y gremiales, que fueron víctimas del horror de la oscuridad de ese proceso”. Y respecto a las torturas y fusilamientos que allí se vivieron, destacó que “fueron sacados por la fuerza de ese presidio y asesinados salvajemente sin la mínima posibilidad de juicio previo ni de garantía de un mínimo del derecho constitucional a la defensa en juicio”.

Cabe recordar, que en 1887 el entonces gobernador Ambrosio Olmos encargó la construcción de la penitenciaría al arquitecto Francesco Tamburini, también director de otras grandes obras arquitectónicas de la ciudad de Córdoba, como el Banco de Córdoba, el Hospital de Clínicas y el Teatro Libertador San Martin.

La unidad carcelaria San Martín tiene una superficie cubierta actual de 28.669 m2, de la cual se demolerán 12.337 m2. La obra de conservación será sobre 16.240 m2, que contará con una zona de uso público y de extensión a la comunidad, a través de la refuncionalización de diferentes espacios.

El secretario de Arquitectura de la provincia, Daniel Rey, indicó que en el sector donde se ubica la capilla y el panóptico, lugar de visualización panorámica de todos los pabellones, se construirá un centro cultural y un pequeño auditorio a cielo abierto con libre acceso. Respecto a la capilla, que en algún momento se transformó parcialmente en espacio para celdas del servicio penitenciario, destacó que se pretende mostrar su construcción original para poner en valor su arquitectura.

También se contempla la creación de un parque urbano para los vecinos, que se diseñará teniendo en cuenta la promoción de actividades relacionadas al esparcimiento, la práctica de los deportes al aire libre y el fortalecimiento de la vida comunitaria del barrio. De esta manera, la refuncionalización de uno de los tanques de agua en una palestra, la creación de plazas secas, de espacios de con juegos, de una pista de skate y de un centro de exposiciones, hacen de este proyecto un importante aporte de recuperación de espacios públicos para la ciudad de Córdoba.

En este sentido, el Gobernador destacó la importancia de involucrar a los diferentes organismos interesados en la preservación de este espacio y a la Municipalidad de Córdoba. Y sobre el consenso que demandó el proyecto, destacó que “hoy estamos plasmando un acuerdo que hace una sociedad como la cordobesa, que es capaz de conciliar los intereses y respetar la diversidad de opiniones”. Y agregó “lo estamos transformando en un parque que exprese la vida para que nuestros niños disfruten, pero que también preserve la memoria”.

En la presentación, acompañaron al Gobernador miembros del Gabinete provincial, representantes del organizaciones de derecho humanos, vecinos y exdetenidos en épocas de la dictadura.