“La detección temprana y la responsabilidad de los ciudadanos son las armas adecuadas para evitar los incendios”, manifestó esta mañana el director del Plan Provincial de Manejo del Fuego, Marcelo Zornada. En esa línea, el funcionario recalcó que el decreto que prohíbe hacer fuego es claro al respecto, pero al mismo tiempo se debe redoblar la prevención, sobre todo cuando el riesgo de incendios es elevado. Explicó que la triade que se conoce como causa de los incendios forestales -acumulación de combustible forestal, pendiente en el terreno y condiciones meteorológicas adversas- hace más complejo el trabajo de prevención. “En concreto, las altas temperaturas, los grandes desniveles y la tendencia a construir cerca de los sitios baldíos o zonas con combustible forestal provocan situaciones de alto riesgo de incendios”, puntualizó el funcionario.

En la planificación de la prevención se tiene en cuenta el sobrevuelo de aviones de la dirección de Aeronáutica para la detección temprana, la labor de los vigías en el terreno y los patrullajes de bomberos voluntarios.

La recomendación es alejarse por lo menos veinte metros de los terrenos sucios o con vegetación, lo que permite proteger las viviendas. También es indispensable no entrar dentro de los incendios y al advertir la presencia de una columna de humo llamar inmediatamente a los bomberos, al 0800 888 38346 (fuego) y al 101 de la Policía.

Zornada recordó que “el año pasado de seis millones de hectáreas que tiene la provincia en la zona de riesgo se quemaron menos de 200 mil, lo que significa que gran parte del sector ha quedado sin quemar y con una gran acumulación de combustible forestal”.