El Gobierno de la Provincia de Córdoba oficializó esta tarde la nueva propuesta de incremento salarial a la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC), por la cual un maestro de grado, jornada simple y sin antigüedad, pasará a cobrar a partir de febrero 11.009 pesos y a partir de julio percibirá 12.039 de bolsillo y todo remunerativo.

Este incremento contempla una suba del 22,2 por ciento en febrero, mientras que en el mes de julio alcanza un 33,7 por ciento hasta fin de año, en ambos casos incluido el Fondo Nacional de Incentivo Docente (FoNID). Lo que implica para el caso de las horas cátedras el reflejo de 14 mil pesos a febrero y para julio 15.490.

Al respecto, el ministro Walter Grahovac afirmó que el Gobierno provincial ha hecho el estudio técnico y el de factibilidad de financiamiento “por lo que entregó una propuesta que contempla en forma acabada la demanda del gremio”, expresó.

“Desde el lunes a hoy, inclusive, recuperamos el diálogo que se había interrumpido cuando estábamos trabajando técnicamente para atender la expectativa que tenía el gremio. Hemos concluido ese trabajo, y tal como lo había anticipado la semana pasada, los montos se incorporan al remunerativo lo que impacta directamente en el haber de los docentes jubilados”, detalló el funcionario.

Al mismo tiempo, indicó que la nueva propuesta respeta el escalafón docente al contemplar una mejora que va, en algunos casos, al 32 y en otros al 33 por ciento.

En términos comparativos, esta mejora salarial propuesta por la Provincia de Córdoba supera a la de la provincia de Buenos Aires, cuyos docentes recién en julio alcanzarán los 9.801 pesos. En tanto, los de la ciudad de Buenos Aires, recién en el mes de agosto percibirán 11.372 pesos.

“Creemos que hemos hecho una propuesta que es la máxima que la Provincia ha podido elaborar y esperamos que esto satisfaga al sector docente para  brindar las clases con normalidad, que es algo que esperan todas las familias de Córdoba”, manifestó el titular de la cartera educativa.