En la mañana del miércoles los Bomberos Voluntarios de nuestra ciudad fueron convocados para sofocar un incendio, el mismo fue en un galpón ubicado en calle Matheu. En el interior del mismo se encontraban dos vehículos, un Renault Clio propiedad de Gerardo Sebastiani y un FIAT Clío cuyo dueño es Fernando Marchese, éste último fue el que se incendió por causas que por el momento son desconocidas, la pérdida ha sido total del mismo, mientras que el «Clio» no sufrió destrozo alguno. Debemos destacar el gran accionar de los Bomberos, ya que el incendio fue de grandes dimensiones y corrían peligro las casas que se encontraban alrededor.