Una vez más los chicos y chicas de las tutorías desplegaron su creatividad trazando con pinceladas de colores sobre la pared blanca de la Plazoleta Galera del Mago un dibujo que los identifica mucho. Un árbol significando la vida, un corazón con el que plasman el amor, el afecto, la amistad que circula en el espacio del cual ya se apropiaron este grupo de niños y jóvenes. Un sol y una luna que representan todos los días y las noches en los cuales transcurren diversas vivencias, flores, pasto, pájaros y mariposas decoraron el paisaje otorgándole más vida a aquel mural. El jueves 21 de noviembre la plaza se pobló de niños, niñas, madres, profes y todos los que se sumaron a compartir un momento mágico, entre pinceles, risas, pinturas, mates, corridas, trabajo en equipo, diálogos…entre todas esas pequeñas pero gran cosas, volvimos a coincidir en un tiempo y espacio, un grupo de personas que le gusta compartir, aprender y vivir.