Como todos los años los Reyes Magos y montados de a caballo, ya que es difícil encontrar camellos en la región, pero no faltaron las bolsas con los juguetes, que le dieron alegría a muchos niños que circulaban por las calles de la localidad. (de nuestro enviado Rafa Tallone)