Bajo un cielo que , según cuenta la historia ponía la escenografía de aquel  lejano 1810, este 25 de Mayo nos encontró reunidos a los hernandenses  para celebrar el aniversario 205 del  primer grito de libertad. El gris amenazante de las nubes constrastó con una catarata de celeste y blanco que inundó las  calles de la ciudad, principalmente la Plaza y la Avda San Martín. Con los abanderados y parte del alumnado del los establecimientos educativos primarios y secundarios, entidades especiales, deportivas, de recreación y de servicios,Bomberos Voluntarios, Policía, Ex- combatientes y familiares de caídos en Malvinas, los amantes del camino y de la motos y agrupaciones tradicionalistas se llevó a cabo una jornada de argentinidad que tuvo también la presencia de la Danza, magníficamente interpretada por el Grupo «Pilmaiquén» Juvenil, bajo la dirección de la profesora Romina Bonardo. En suma: una hermosa demostración de un evento hecho entre todos, disfrutado por los protagonistas y por la familia toda que se congregó para formar parte de un festejo que , si bien es para rememorar el acontecimiento de un lejano Mayo de 1810, también es un motivo en el que todos podemos demostrar nuestro sentido de unidad ciudadana. Si bien fue por un día de diferencia, el 24 agregamos una velita más en el candelabro de cumpleaños de la ciudad que ya suma 103.