En nuestra diaria pizarra, para el día de hoy preparamos un plato especial: AL MAESTRO CON CARIÑO. Recordando a aquel destacado sanjuanino que derramó semillas de conocimientos y depositó en el corazón de millones de argentinos su semilla educativa, hoy se celebra, en honor a Domingo Faustino Sarmiento, el Día del Maestro. Sin dudas que el avance de los tiempos fue modificando las estructuras, no sólo edilicias sino también de enseñanza a lo largo y ancho del país, lo cual es lógico para ir adaptándose a las nuevas exigencias del mundo, lo que no es lógico es que el maestro haya perdido el verdadero lugar que merece por la labor que desarrolla, y se sienta desprotegido por una sociedad cada vez más violenta. En otras épocas, llegar con una reprimenda del maestro o maestra era recibir, de parte de los padres, el consabido reto o cachetazo por el incumplimiento ante el educador. Hoy, el reproche se transforma en protesta colectiva en contra de quienes  tienen responsabilidades de encausar a los niños desde el aula. De todas maneras, éste 11 de Setiembre debe servir para la reflexión general y devolverle al maestro ese reconocimiento que nunca debió perderse, por lo que significa esa loable profesión de ser guías, consejeros y gestores de hombres y mujeres instruidos para el presente y para el futuro d e la sociedad. FELIZ DÍA, QUERIDOS MAESTROS Y MAESTRAS Y QUE LA LLAMA QUE ENCENDIÓ SARMIENTO BRILLE CADA VEZ CON MÁS BRÍOS POR EL BIEN DE TODOS.