Con recorrido atípico ya que este año la procesión que salió del patio de la Escuela sobre calle Belgrano, giró por calle Colón, Las Heras, luego Liniers hasta Italia, para entrar por la puerta principal al templo parroquial. Una verdadera multitud acompañó al Santo Patrono, dos cuadras completas de fieles que rezaban, veneraban y acompañaban con cánticos, junto al Padre Gustavo y su grupo de cantores que iban poniendo un ritual de fe, esperanza y amor, victoreando en varias oportunidades a nuestro querido San José, después de recorrer las cuadras mencionadas, nuestro patrono volvió a ser depositado en su casa, nuestra parroquia que lleva su nombre. Finalizado este acto la mayoría de la gente se quedó a participar de la Tómbola que se sorteo en el patio techado del Instituto, cabe destacar que el mismo es organizado por la Cooperadora Escolar de dicho establecimiento.