Desde la Dirección de Seguridad Vial y Ciudadana se informa, que a raíz de los hechos suscitados, quedan suspendidas las reuniones y celebraciones de todo tipo, en los templos de la ciudad, hasta nuevo aviso. Los mismos permanecerán abiertos para la asistencia espiritual de los creyentes o para oración personal con las medidas higiénico sanitarias correspondientes en el horario que disponga cada templo.