Gracias, muchas Gracias a los directivos del Club, a todos aquellos que nos atienden muy bien, a primera maestra, Estela Bossio, que todavía no me dejó cocinar, al Presidente, Dr. Omar Lucentti y al Vice Presidente, Normando Astronave, a Mónica, la secretaría y encargada de levantar la barrera-(sino no pasas), una amiga de muchos años y siempre atenta y servicial, a la gente de mantenimiento, un párrafo aparte, porque es muy difícil encontrar un papel, una bolsita, o cualquier elemento en el suelo, los baños impecables, el cesped como para jugar al golf. Verdaderamente la gente que hoy le toca dirigir esta institución honra a aquellos pioneros que hace muchos años vieron este lugar con un futuro muy promisorio, fueron realmente visionarios y hoy deben sentirse orgullosos de haber concretado este sueño en Embalse. Felicitaciones y nuevamente gracias por darnos toda la libertad de trabajar en este hermoso, yo diría un lugar en el mundo para venir a poner el cable a tierra y desenchufarse de los problemas.