Durante el mediodía del lunes se concretó una reunión entre autoridades municipales y dueños de comercios y locales en los cuales se vende y consume alcohol. La misma estuvo encabezada por los secretarios de Gobierno, Salud y Acción Social, el responsable del Área Bromatología y Medio Ambiente y por la policía. Allí los comerciantes se comprometieron a no vender alcohol a menores de 18 años y se analizaron cuestiones referidas a las restricción de vender a los menores. Durante las próximas semanas se va a concretar una nueva reunión entre las partes.