El escudo se ha adaptado, siempre en el marco de posibilidades de la normativa vigente, para estar en consonancia con las actuales tendencias de diseño gráfico, y conferirle de ese modo un nuevo aire moderno a la imagen gráfica de la Municipalidad.
A continuación los cambios realizados:

Se mantuvieron todos y cada uno de los elementos originales, que el creador, Raul Haedo, incluyó en la versión primigenia y sobre esa base se trabajó en lo siguiente:
– Se simplificaron las líneas para facilitar la lectura, ya que los elementos que componen el escudo son múltiples y el espacio es reducido. Esto se refleja en la bidimencionalidad de los objetos, mientras que la ilusión de profundidad está sólo dada por el uso de claros y oscuros. Además esto le confiere una imagen renovada, más moderna.
– Se buscó generar un conjunto de líneas más orgánicas. Por ejemplo, las espigas de trigo y de maíz antes eran más rígidas, y al darle formas más redondeadas se le quitó estatismo al conjunto.
– Al mantener el fondo transparente o blanco, se hace posible que las figuras se despeguen del fondo con mayor facilidad, no compitan con éste, y se luzcan en toda su dimensión. Proyecto a cargo de: Raúl Haedo – Virginia Giraudo – Mauro Bara