La Provincia resolvió extender hasta el 7 de noviembre el plazo para aplicar la vacuna contra la rubéola, el sarampión y la polio. La campaña, gratuita y obligatoria, se inició en septiembre y las autoridades piden a los padres que realicen un último esfuerzo a fin de que sean vacunados los 60 mil chicos que todavía no lo hicieron. Sandra Belfiore, encargada del área de Inmunización de Epidemiología, recordó que el objetivo que se han fijado las autoridades sanitarias de Córdoba es  “llegar a vacunar a unos 230 mil niños, de 1 a 4 años, en la segunda dosis”. Belfiore sostuvo que “es necesario llegar al 95 por ciento para que lo que se hizo hasta ahora tenga sentido. Hay que hacer el último esfuerzo para lograr la meta”. Por esto se dispuso otorgar una semana extra de plazo para facilitarle a los adultos que lleven a sus niños a los lugares de vacunación. …(Leer más)

Los que deben ser vacunados son niños de 12 meses a cuatro años, a quienes se les aplica una dosis extra de dos vacunas; la doble viral para proteger sarampión y rubéola y la sabín para la polio. Los chicos deben recibir esas dosis aunque tengan el Calendario Nacional de Vacunación al día.

Hay que concurrir a los vacunatorios públicos de hospitales y centros de salud habilitados y son  gratuitas. El desafío, tanto a nivel nacional como de Córdoba es superar el 95 por ciento de niños vacunados.

El objetivo de la campaña ha sido establecido por la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y consiste en erradicar este tipo de enfermedades que son patologías que se pueden anular con vacunas efectivas y seguras.