El viernes 1º de Mayo ya estuvo liberada la puerta del Club Hernandense, después de 20 días de negociación con la Municipalidad, las partes llegaron a un acuerdo, donde ambos cedieron algunas pretensiones que se planteaban en la discusión. Si bien no tuvimos una comunicación oficial al respecto, se pudo saber que para destrabar el conflicto se levantaron las denuncias que se habían presentado en contra de algunos funcionarios del Municipio de Embalse, como así también las autoridades del Club de Cazadores y Pescadores de Hernando se comprometieron a cumplimentar requisitos que fueron solicitados, principalmente en el sector de balsas y la energía eléctrica, tema central de la clausura.