En la noche del sábado, agentes municipales acompañados por personal de la policía realizaron controles en diversos comercios de la ciudad. En total se inspeccionaron tres comercios ubicados en el centro, luego se realizó lo propio en los barrios Alberdi y Belgrano. En ninguno de los casos se pudo constatar la venta de alcohol  a menores de edad. Dichos controles se continuarán realizando de manera aleatoria en diversos comercios de nuestra ciudad.