El repelente es un producto muy demandado por estos días por la presencia del mosquito Aedes aegypti , transmisor de dengue, chikunguña y zika. Sin embargo, muchas veces hay faltante en las góndolas. Para cubrir esa demanda, la Universidad Católica de Córdoba lanzará en los próximos días su propia línea de repelentes, desarrollados por UCC Farma, un laboratorio autorizado por el Ministerio de Salud de Córdoba para la elaboración de medicamentos y productos de higiene y cosmética. Los repelentes, en su versión para adultos y pediátrica, podrán comprarse en las farmacias de Córdoba, ya que la universidad logró un convenio con el Colegio de Farmacéuticos y las cámaras de farmacias de la provincia.(El Lic. Federico Giraudo, que curso su escuela primaria y secundaria en Hernando, hijo de Daniel e Ilda, como Decano de la Universidad Católica,(foto) muestra con orgullo este producto que pronto estará en todas las góndolas del país como una alternativa más para repeler el mosquito.)

 

“Estos desarrollos permiten cerrar un ciclo en la formación de los alumnos y también cumplir una función social. La comercialización del producto quedó en un segundo plano. Sin embargo, en las últimas semanas nos hemos visto demandados por instituciones para proveerlos de repelentes”, comenta Federico Giraudo, decano de la Facultad de Ciencias Químicas de la UCC. Y agrega: “La formulación de nuestros productos es superadora y viene en un envase cómodo y familiar de 250 mililitros (los que venden en el mercado son de 175 mililitros) con una válvula pulverizadora”.

El laboratorio UCC Farma produce a mediana escala, a razón de cuatro mil repelentes por mes, aunque quieren duplicar ese número.

“El limitante es la posibilidad de conseguir la materia prima. A mediados de diciembre, con el cambio de gobierno nacional, tuvimos dificultades para conseguir el agente activo Deet, una droga que es importada”, señala Giraudo.

Deet (Dietil meta toluamida) es el agente activo más usado para la producción de repelentes. La formulación para adulto desarrollada por UCC Farma tiene un concentración del 25 por ciento, además de un potente fijador que le otorga una larga duración.

“Los repelentes más conocidos se venden en las góndolas de los supermercados porque son formulaciones amplias que permiten su venta como producto cosmético. Este es un producto que debe venderse en una farmacia”, apunta Giraudo. Tiene una duración de ocho horas. El precio recomendado es de 100 a 110 pesos.

Según Giraudo, en el mercado local no existen productos repelentes formulados para fines pediátricos que contengan citronela. “Es un producto costoso y que es difícil de conseguir”, señala.

Citro-Deet es el producto desarrollado por UCC Farma para niños y todo el grupo familiar. “La citronela es un repelente natural, entonces no tiene una duración prolongada. Conviene colocar cada dos o cuatro horas”, indica el decano. El precio es de 80 a 90 pesos el envase de 250 mililitros.

Giraudo destaca que en el desarrollo de estos productos intervinieron cinco docentes de la UCC, pero que muchos alumnos de diferentes cátedras participaron en el proceso.

Otros proyectos

El decano Giraudo confirmó que están en carpeta de UCC Farma otros productos de interés sanitario. “Pensamos que pronto vamos a tener un alcohol en gel, un producto muy usado durante el invierno, cuando resurgen los virus respiratorios”, señala.

También quieren trabajar en formulaciones farmacéuticas huérfanas; es decir, medicamentos que ya no se producen porque no hay un mercado de compradores atractivo para las grandes industrias del sector.

Uso de productos en niños

Citronela, no. Es importante recordar que la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP), ante la actual situación epidemiológica por el brote de dengue, no recomienda el uso de citronela por tener menor efectividad.

Deet. En niños de más de dos meses de vida pueden usarse repelentes con Deet en concentración menor al 30 por ciento.

Aplicación. Si el repelente es crema, hay que ponerlo en la mano y después extenderlo sin frotar sobre la piel del niño. Se debe evitar que entre en contacto con los ojos y la boca, pero sí hay que proteger la frente, las orejas y la nuca.

Espirales. No está recomendado el uso de insecticidas en aerosol ni de espirales porque pueden causar irritación en las vías aéreas de los niños.

Dengue en Córdoba

Esta semana el Ministerio de Salud de la Provincia confirmó 15 nuevos casos de dengue, 10 de los cuales son autóctonos y fueron detectados en la ciudad de Córdoba (7), Colonia Caroya (1) y Despeñaderos (2). Los cinco casos importados son de vecinos de la Capital.

Ya hay 106 casos de dengue en la provincia en esta temporada, de los cuales 44 son autóctonos y 62 importados. No se registraron nuevos casos de zika ni de chikunguña.

Tres de los 15 nuevos enfermos de dengue requirieron internación, por complicaciones o por precaución.